domingo, 5 de diciembre de 2010

Hongos en Venezuela

Los hongos a diferencia de otros vegetales, no tienen hojas, ni clorofila, ni flor, ni raíces, por esa razón se adhieren a algún material orgánico, madera, humus, etc. para poder obtener alimento.
Hay miles, se estima que más de 50.000 especies entre las cuales la levadura y las trufas, pero sólo pocas pueden ser aprovechadas comercialmente y algunos son venenosos o tóxicos, alrededor del 2% de las especies.
Por eso para personas con poca experiencia no es recomendable su recolección.
En Venezuela no es frecuente obtener hongos de bosque, por eso no tenemos la cultura de hongos como en Europa.
En Barcelona, España, por ejemplo cuando en estación, muchos salen a recogerlos al bosque.
A través de los tiempos han sido utilizados como veneno.
Se dice que el Emperador romano Claudio fue así envenenado por su esposa Agripina. También con ellos fueron envenenados el Papa Clemente VII y el Emperador Carlos IV del Santo Imperio Romano.
No se reproducen de semillas sino de esporas, las que desarrollan pequeños filamentos en su parte inferior, llamados micelas que es lo que se usa para propagarlos comercialmente sobre un medio orgánico como el compost natural, generalmente de estiércol de caballo con paja, compost que es previamente fermentado y pasteurizado, como en el caso del Champiñón de París, el más conocido entre nosotros y el Portobello que comienza ahora a aparecer en nuestros mercados.


      
                                                                            Portobello

Otros como el pleuroto, que también comienza ahora a aparecer en nuestros mercados lo hace naturalmente sobre troncos de árboles generalmente ya muertos, por eso los cultivan comercialmente sobre base de pedazos de madera, etc.
 
Hasta hace poco podíamos obtener en Venezuela solo Champiñones de París, (Agaricus bispuros, Agaricaceae), actualmente también el Portobello, muy popular en los Estados Unidos un tipo de hongo común de sombrero plano y grande, de color marrón obscuro y sabor más fuerte que el Champiñón de París; también reciente en nuestros mercados el pleuroto (pleuroto Sp.,Agarecaceae), erróneamente llamados setas en nuestros mercados y el cual es lo más novedoso del menú de hoy.


                                                                           pleuroto


El pleuroto se desarrolla en forma de láminas u "orejas" grandes espesas, crocantes, de muy buen sabor y perfume que parten en forma concéntrica o desconcentrada de un pequeño tallo algo coriáceo que se adhiere a un tronco de árbol.
El tallo del hongo conviene picarlo menudamente para cocinarlo pues es algo duro, no así las orejas que pueden cocinarse enteras y como estos hongos crecen en troncos o sobre los pedazos de madera, son muy limpios y sin partículas adheridas.
El pleuroto es llamado erróneamente seta en Venezuela, nombre que más bien corresponde al hongo porcino (Boletus edulis, Polyporaceae )
El valor nutritivo de los hongos es prácticamente nulo porque las paredes de sus células están esencialmente constituidas por citina no digerible por el hombre, pero contiene cantidades notables de vitamina D, casi todas las vitaminas del grupo B, y algo de vitamina A y C. Es en realidad un alimento básicamente placentero.

Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Importancia economica de los hongos

Hongos ornamentales:
Por la belleza que guardan los hongos, muchos se han usado con un fin estético y ornamental, incluyéndoselos en ofrendas que, acompañados con flores y ramas, son ofrecidas en diversas ceremonias. En la actualidad todavía es fácil encontrar esta costumbre en algunos grupos étnicos de México, como son la náhuatl en la sierra de Puebla-Tlaxcala; los zapotecas en Oaxaca y los tzotziles y tojalabale en Chiapas. Los hongos que destacan entre los más empleados con este fin son los hongos psilocibios y la Amanita muscaria; esta última se ha convertido en el estereotipo de seta por lo altamente llamativa que es, ya que está compuesta por un talo blanco y una sombrilla (basidiocarpo) roja, moteada de color blanco.


Hongos alimenticios:
Quizás el primer empleo directo que se les dio a los hongos es el de alimento. Mucho se ha discutido sobre el valor nutritivo de ellos, si bien es cierto a la mayoría se les puede considerar con elevada calidad porque contienen una buena proporción de proteínas y vitaminas y escasa cantidad de carbohidratos y lípidos. Dentro de los más consumidos tenemos: Boletus edulis, Lactarius deliciosus, Russula brevipes y Amanita caesarea. Otros hongos que se consumen notablemente son: Agaricus campestris y A. bisporus, comúnmente conocidos como "champiñones" u "hongos de París"; la importancia de éstos se debe a que son de las pocas especies que pueden cultivarse artificialmente y de manera industrial.
Los hongos microscópicos también han invertido directa o indirectamente para la creación de fuentes alimenticias y representan una expectativa de apoyo para el futuro; en este campo cabe citar los trabajos de obtención de biomasa, a partir de levaduras como Candida utilis, que se usa para mejorar el alimento forrajero.
El crecimiento de diversos hongos incluidos sobre algunos alimentos pueden elevar el nivel nutricional de éstos; por ejemplo, en los estados de Tabasco y Chiapas, se consume una bebida fermentada a base de maíz molido, que se le conoce popularmente con el nombre de "pozol", hay estudios realizados que indican que al aumentar los días de fermentación de éste, se incrementa la forma micrológica, proporcionando principalmente sobre todo aminoácidos y proteínas.

Hongos enteógenos (alucinógenos):
Los hongos enteógenos cobran particular importancia en Mesoamérica, debido a que se encuentran ampliamente distribuidos. Al igual que con los individuos del género Claviceps, los hongos alucinógenos como los hongos psilocibios han sido utilizados últimamente por la industria farmacéutica para la extracción de productos con fines psicoterapéuticos (psilocibinas y psilocinas) y también algunas especies del reino monera. Algunos hongos reportados como tóxicos son en realidad enteógenos. Los hongos mágicos fueron popularizados en el mundo por el investigador Gordon Wasson y la célebre sacerdotisa mazateca.


Hongos medicinales:
Desde el descubrimiento por Fleming de la penicilina como un metabolito del mecanismo antagónico que tienen los hongos contra otros microorganismos, se ha desarrollado una gran industria para el descubrimiento, separación y comercialización de nuevos antibióticos. Entre las especies medicinales más importantes podemos citar el Ganoderma lucidum, el Trametes versicolor (o Coriolus v.), el Agaricus blazei, Cordyceps sinensis y el Grifola frondosa, entre muchos otros.

Hongos contaminantes:
Los hongos contaminantes resultan un grave problema para el hombre; dentro de las setas cabe mencionar las que parasitan y pudren la madera, como Coniophara o las comúnmente denominadas "orejas". Sin embargo, el mayor perjuicio se obtiene de los hongos microscópicos, sobresaliendo los [mohos]que pueden atacar y degradar.

Hongos venenosos:
En la naturaleza, sólo ciertas variedades de hongos son comestibles, el resto son tóxicos por ingestión pudiendo causar severos daños multisistémicos e incluso la muerte. La Micología tiene estudios detallados sobre estas variedades de hongos. Es muy importante tomar en serio lo antes dicho.
Especies como la Amanita phalloides, Cortinarius orellanus, Amanita muscaria, Chlorophyllum molybdites, Galerina marginata o la Lepiota helveola debido a sus enzimas tóxicas para el ser humano causan síntomas como: taquicardias, vómitos y cólicos dolorosos, sudor frío, exceso de sed y caídas bruscas de la presión arterial, excreciones sanguinolientas. La víctima contrae graves lesiones necróticas en todos los órganos especialmente en el hígado y el riñón. Estos daños son muchas veces irreparables y se requiere trasplante de órganos por lo general.
El reconocimiento de estos hongos requiere adquirir el reconocimiento visual de la morfología de los hongos venenosos. No existe ninguna regla general valida para su reconocimiento, la única forma es conocerlos y reconocerlos.

Galería de hongos venenosos Amanita phalloides:


amanita phalloides     amanita pantherina     amanita muscaria     boletus satanas



amanita virosa                 paxillus involutus                  rossula emetica


Micocultura:
El cultivo de los hongos se llama micocultura, y se practica por su interés económico o científico. En el primer caso se trata por ejemplo de especies comestibles de géneros como Agaricus o Pleurotus, o de especies saprotróficas que producen sustancias alopáticas (antibióticos) (como la penicilina, producida por hongos del género penicilium). Las levaduras son importantes en la producción de alimentos o bebidas fermentadas, especialmente las del género Saccharomyces, y también como organismos modelo en la investigación biológica.
Es posible cultivar o dejar que prosperen mohos para su estudio en casa o en la escuela. Sobre el pan humedecido crece pronto un micelio de Rhizopus, que forma esporangios globosos y oscuros; y en la cáscara de los cítricos se desarrolla enseguida Penicilium, con sus características esporas verdeazuladas. Los hongos generalmente se desarrollan mejor en la semi oscuridad y en ambientes húmedos.
Sin embargo, es recomendable hacer estos estudios bajo la supervisión de un micólogo o especialista ya que hay mohos altamente peligrosos.

Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Morfologia de los Hongos

Estucturas microscópicas:

 La mayoría de los hongos crecen como hifas, estructuras cilíndricas y filiformes de 2 a 10 micrómetros de diámetro y hasta varios centímetros de longitud. Las hifas crecen en sus ápices; las hifas nuevas se forman típicamente por la aparición de nuevos ápices a lo largo de hifas preexistentes por un proceso llamado de ramificación, o —en ocasiones— el extremo apical de las hifas se bifurca, dando lugar a dos hifas con crecimiento paralelo.

                                                                   Partes de un hongo:
(1) Hifa, (2) Conidióforo, (3) Fiálide, (4) Conidia, y (5) Septos
Diversidad:
Los hongos poseen una distribución cosmopolita y poseen un amplio rango de hábitats, que incluyen ambientes extremos como los desiertos, áreas de extremada salinidad. expuestas a radiación ionizante, o en los sedimentos de los fondos marinos. Algunos líquenes son resistentes a la radiación UV y cósmica presente en los viajes espaciales. La mayoría son terrestres, aunque algunos, como Batrachochytrium dendrobatidis son estrictamente acuáticos. Este quítrido es responsable del declive en las poblaciones de anfibios; una de sus fases vitales, la zoóspora, le permite dispersarse en el agua y acceder a los anfibios, a los que parasita. Existen especies acuáticas propias de las áreas hidrotermales del océano.
Se han descrito unas 100000 especies de hongos, aunque la diversidad global no ha sido totalmente catalogada por los taxónomos. Empleando como herramienta de análisis el ratio entre el número de especies de hongos respecto al de plantas en hábitats seleccionados, se ha realizado una estima de una diversidad total de 1,5 millones de especies. La Micología ha empleado diversas características para configurar el concepto de especie. La clasificación morfológica, basada en aspectos como el tamaño y forma de las estructuras de fructificación y las esporas, ha sido predominante en la taxonomía tradicional. También se han empleado caracteres bioquímicos y fisiológicos, como la reacción ante determinados metabolitos. Se ha empleado la compatibilidad para la reproducción sexual mediante isogamia. Los métodos de taxonomía molecular, como el uso de marcadores moleculares y los análisis filogenéticos han permitido aumentar la discriminación entre variantes genéticas; esto ha aumentado la resolución a la hora de separar especies.

Reproducción:

Los hongos se reproducen sobre todo por medio de esporas, las cuales se dispersan en un estado latente, que se interrumpe sólo cuando se hallan condiciones favorables para su germinación. Cuando estas condiciones se dan, la espora germina, surgiendo de ella una primera hifa, por cuya extensión y ramificación se va constituyendo un micelio. La velocidad de crecimiento de las hifas de un hongo es verdaderamente espectacular: en un hongo tropical llega hasta los 5 mm por minuto. Se puede decir, sin exagerar, que algunos hongos se pueden ver crecer bajo los propios ojos.
Las esporas de los hongos se producen en esporangios, ya sea asexualmente o como resultado de un proceso de reproducción sexual. En este último caso la producción de esporas es precedida por la meiosis de las células, de la cual se originan las esporas mismas. Las esporas producidas a continuación de la meiosis se denominan meiosporas. Como la misma especie del hongo es capaz de reproducirse tanto asexual como sexualmente, las meiosporas tienen una capacidad de resistencia que les permite sobrevivir en las condiciones más adversas, mientras que las esporas producidas asexualmente cumplen sobre todo con el objetivo de propagar el hongo con la máxima rapidez y extensión posible.
El micelio vegetativo de los hongos, o sea el que no cumple con las funciones reproductivas, tiene un aspecto muy simple, porque no es más que un conjunto de hifas dispuestas sin orden. La fantasía creativa de los hongos se manifiesta sólo en la construcción de cuerpos fructíferos, los cuales, como indica el nombre, sirven para portar los esporangios que producen las esporas.

Orden de caracteres para la identificación en hongos:

* Aspecto macroscópico de la colonia
* Tipo de hifa
* Colocación del o los esporóforos
* Presencia de esterigmatas (esporangióforo o conidióforo) y el orden que presentan
* Forma tamaño y distribución de las esporas
* Presencia o no de rizoides. Sólo se presentan en hongos de hifa no septada. Por ejemplo: Rihizopus, Rhizomucor, Absidia
* Practicar pruebas de identificación bioquímica.



A los hongos se les trata desde la antigüedad como vegetales, por la inmovilidad y la presencia de pared celular, a pesar de que son heterótrofos. Esto significa que son incapaces de fijar carbono a través de la fotosíntesis, pero usan el carbono fijado por otros organismos para su metabolismo. Actualmente se sabe que los hongos son más cercanos al reino animal (Animalia) que al reino vegetal (Plantae), y se sitúan junto con los primeros en un taxón monofilético, dentro del grupo de los opistocontos.
Durante la mayor parte de la era paleozoica, los hongos al parecer fueron acuáticos. El primer hongo terrestre apareció, probablemente, en el período silúrico, justo después de la aparición de las primeras plantas terrestres, aunque sus fósiles son fragmentarios. Los hongos de mayor altura que se conocen se desarrollaron hace 350 millones de años, es decir, en el período devónico y correspondían a los llamados protaxites, que alcanzaban los 6 m de altura. Quizás la aparición, poco tiempo después, de los primeros árboles provocó por competencia evolutiva la desaparición de los hongos altos.
A diferencia de los animales, que ingieren el alimento, los hongos lo absorben, y sus células tienen pared celular. Debido a estas razones, estos organismos están situados en su propio reino biológico, llamado Fungi.
Los hongos forman un grupo monofilético, lo que significa que todas las variedades de hongos provienen de un ancestro común. El origen monofilético de los hongos se ha confirmado mediante múltiples experimentos de filogenética molecular; los rasgos ancestrales que comparten incluyen la pared celular quitinosa y la heterotrofia por absorción, así como otras características compartidas.
La taxonomía de los hongos está en un estado de rápida modificación, especialmente debido a artículos recientes basados en comparaciones de ADN, que a menudo traslocan las asunciones de los antiguos sistemas de clasificación. No hay un sistema único plenamente aceptado en los niveles taxonómicos más elevados y hay cambios de nombres constantes en cada nivel, desde el nivel de especie hacia arriba y, según el grupo, también a nivel de especie y niveles inferiores. Hay sitios en Internet como Index Fungorum, ITIS y Wikispecies que registran los nombres preferidos actualizados (con referencias cruzadas a sinónimos antiguos), pero no siempre concuerdan entre sí o con los nombres en la Wikipedia o en cada variante idiomática.
Pese al carácter monofilético o de un ancestro común, los hongos presentan una sorprendente variabilidad morfológica, dada no sólo por el aspecto sino por las dimensiones y características. Así, son hongos los protaxites de 6 m de altura, también lo son los mohos y levaduras, las setas (nombre que se da con precisión a los hongos macroscópicos comestibles que crecen sobre el suelo), las subterráneas trufas o los casi microscópicos, como el oidio o los de la tiña u otras micosis (ptiriasis, etcétera), la roya...
La asociación simbiótica de hongos con algas da lugar a los líquenes.

Clasificación clásica de los hongos:

Flammulina velutipesHongos ameboides o mucilaginosos
Mixomicotes (división Myxomycota)
Plasmodioforomicotes (división Plasmodiophoromycota)
Hongos lisotróficos o absorbotróficos:
Pseudohongos u oomicotes (división Oomycota)
Quitridios (división Chytridiomycota)
Hongos verdaderos o eumicotes (división Eumycota):
Zigomicetes (clase Zygomycetes)
Ascomicetes (clase Ascomycetes)
Hongos imperfectos (clase Deuteromycetes)
Basidiomicetes (clase Basidiomycetes)
Los grupos de la enumeración anterior hasta Oomycota (incluido) no son verdaderos hongos, sino protistas con distintos parentescos cuyas adaptaciones hicieron confundirlos con hongos.

Clasificación actual del reino de los hongos:

Quitridiomicetes (división Chytridiomycota).
Zigomicetes (división Zygomycota).
Glomeromicetes (división Glomeromycota).
Basidiomicetes (división Basidiomycota).
Ascomicetes (división Ascomycota).



Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Fungi

En biología, el término Fungi (latín, literalmente "hongos") designa a un grupo de organismos eucariotas entre los que se encuentran los mohos, las levaduras y las setas. Se clasifican en un reino distinto al de las plantas, animales y bacterias. Esta diferenciación se debe, entre otras cosas, a que poseen paredes celulares compuestas por quitina, a diferencia de las plantas, que contienen celulosa. Actualmente se consideran como un grupo heterogéneo, polifilético, formado por organismos pertenecientes por lo menos a tres líneas evolutivas independientes.
Los hongos se encuentran en hábitats muy diversos. En la mayoría de los casos, sus representantes son poco conspicuos debido a su pequeño tamaño; suelen vivir asociados a suelos y material en descomposición y como simbiontes de plantas, animales u otros hongos. Cuando fructifican, no obstante, producen esporocarpos llamativos (las setas son un ejemplo de ello). Realizan una digestión externa de sus alimentos, secretando enzimas, y que absorben luego las moléculas disueltas resultantes de la digestion. A esta forma de alimentación se le llama osmotrofia, la cual es similar a la que se da en las plantas, pero, a diferencia de aquéllas, los nutrientes que toman son orgánicos. Los hongos son los descomponedores primarios de la materia muerta de plantas y de animales en muchos ecosistemas, y como tales poseen un papel ecológico muy relevante en los ciclos biogeoquímicos.
Los hongos tienen una gran importancia económica para los humanos: las levaduras son las responsables de la fermentación de la cerveza y el pan, y se da la recolección y el cultivo de setas como las trufas. Desde 1940 se han empleado para producir industrialmente antibióticos, así como enzimas (especialmente proteasas). Algunas especies son agentes de biocontrol de plagas. Otras producen micotoxinas, compuestos bioactivos (como los alcaloides) que son tóxicos para humanos y otros animales. Las enfermedades fúngicas afectan a humanos, otros animales y plantas; en estas últimas, afecta a la seguridad alimentaria y al rendimiento de los cultivos.
Los hongos se presentan bajo dos formas principales: hongos filamentosos (antiguamente llamados "mohos") y hongos levaduriformes. El cuerpo de un hongo filamentoso tiene dos porciones, una reproductiva y otra vegetativa. La parte vegetativa, que es haploide y generalmente no presenta coloración, está compuesta por filamentos llamados hifas (usualmente microscópicas); un conjunto de hifas conforma el micelio (usualmente visible). A menudo las hifas están divididas por tabiques llamados septos.
Los hongos levaduriformes — o simplemente levaduras — son siempre unicelulares, de forma casi esférica. No existen en ellos una distinción entre cuerpo vegetativo y reproductivo.
Dentro del esquema de los cinco reinos de Wittaker y Margulis, los hongos pertenecen en parte al reino protista (los hongos ameboides y los hongos con zoosporas) y al reino Fungi (el resto). En el esquema de ocho reinos de Cavalier-Smith pertenecen en parte al reino Protozoa (los hongos ameboides), al reino Chromista (los Pseudofungi) y al reino Fungi todos los demás.. La diversidad de taxa englobada en el grupo está poco estudiada; se estima que existen unas 1,5 millones de especies, de las cuales apenas el 5% han sido clasificadas. Durante los siglos XVIII y XIV, Linneo, Christian Hendrik Persoon, y Elias Magnus Fries clasificaron a los hongos de acuerdo a su morfología o fisiología. Actualmente, las técnicas de Biología Molecular han permitido el establecimiento de una taxonomía molecular basada en secuencias de ácido desoxirribonucleico, que divide al grupo en siete filos.
La especialidad de la medicina y de la botánica que se ocupa de los hongos se llama micología, donde se emplea el sufijo -mycota para las divisiones y -mycetes para las clases.

Etimología:
El término «Fungi» procede del latín fungus, hongo, y era ya empleado por el poeta Horacio y el naturalista Plinio el Viejo. El término en inglés que designa al grupo, fungus, procede del latín. En cambio, en otros idiomas la raíz es el vocablo de griego antiguo σφογγος (esponja), que hace referencia a las estructuras macroscópicas de mohos y setas; de ésta han derivado los términos alemanes Schwamm (esponja), Schimmel (moho), el francés champignon y el español «champiñón». La disciplina que estudia los hongos, la Micología, deriva del griego mykes/μύκης (hongo) y logos/λόγος (discurso); se cree que fue creada por el naturalista inglés Miles Joseph Berkeley en su publicación de 1836 «The English Flora of Sir James Edward Smith, Vol. 5.



Características:
Antes del desarrollo de los análisis moleculares de ARN y su aplicación en la dilucidación de la filogenia del grupo, los taxónomos clasificaban a los hongos en el grupo de las plantas debido a la semejanza entre sus formas de vida (fundamentalmente, la ausencia de locomoción y una morfología y ecología similares). Como ellas, los hongos crecen en el suelo y, en el caso de las setas, forman cuerpos fructíferos que en algunos casos guardan parecido con ejemplares de plantas, como los musgos. No obstante, los estudios filogenéticos indicaron que forman parte de un reino separado del de los animales y plantas, de los cuales se separó hace aproximadamente mil millones de años.
Algunas de las características morfológicas, bioquímicas y genéticas de los hongos son comunes a otros organismos; no obstante, otras son diferentes, lo que permite su separación de otros organismos vivos.

Aspectos comunes:
Como otros eucariotas, los hongos poseen células delimitadas por una membrana plasmática rica en esteroles y que contienen un núcleo que alberga el material genético en forma de cromosomas. Este material genético contiene genes y otros elementos codificantes así como elementos no codificantes, como los intrones. Poseen orgánulos celulares, como las mitocondrias y los ribosomas de tipo 80S. Como compuestos de reserva y glúcidos solubles poseen polialcoholes (p.e. el manitol), disacáridos (como la trehalosa) y polisacáridos (como el glucógeno, que, además, se encuentra presente en animales).
Al igual que los animales, los hongos carecen de cloroplastos. Esto se debe a su carácter heterotrófico, que exige que obtengan como fuente de carbono, energía y poder reductor compuestos orgánicos.
A semejanza de las plantas, los hongos poseen pared celular y vacuolas. Se reproducen de forma sexual y asexual, y, como los helechos y musgos, producen esporas. Debido a su ciclo vital, poseen núcleos haploides habitualmente, al igual que los musgos y las algas.
Los hongos guardan parecido con euglenoides y bacterias. Todos ellos producen el aminoácido L-lisina mediante la vía de biosíntesis del ácido alfa-aminoadípico.
Las células de los hongos suelen poseer un aspecto filamentoso, siendo tubulares y alargadas. En su interior, es común que se encuentren varios núcleos; en sus extremos, zonas de crecimiento, se da una agregación de vesículas que contienen proteínas, lípidos y moléculas orgánicas llamadas Spitzenkörper. Hongos y oomicetos poseen un tipo de crecimiento basado en hifas. Este hecho es distintivo porque otros organismos filamentosos, las algas verdes, forman cadenas de células uninucleadas mediante procesos de división celular continuados.
Al igual que otras especies de bacterias, animales y plantas, más de sesenta especies de hongos son bioluminiscentes (es decir, que producen luz).
 Omphalotus nidiformis, un hongo bioluminiscente.

Características diferenciales:
* Las levaduras, un grupo de hongos, presentan al menos una fase de su ciclo vital en forma unicelular; durante ésta, se reproducen por gemación o bipartición. Se denominan hongos dimórficos a las especies que alternan una fase unicelular (de levadura) con otra miceliar (con hifas).
* La pared celular de los hongos se compone de glucanos y quitina; los primeros se presentan también en plantas, y los segundos, en el exoesqueleto de artrópodos; esta combinación es única. Además, y a diferencia de las plantas y oomicetos, las paredes celulares de los hongos carecen de celulosa.
* La mayoría de los hongos carecen de un sistema eficiente de transporte a distancia de sustancias (estructuras que en plantas conforman el xilema y floema. Algunas especies, como Armillaria, desarrollan rizomorfos, estructuras que guardan una relación funcional con las raíces de las plantas.
* En cuanto a rutas metabólicas, los hongos poseen algunas vías biosintéticas comunes a las plantas, como la ruta de síntesis de terpenos a través del ácido mevalónico y el pirofosfato. No obstante, las plantas poseen una segunda vía metabólica para la producción de estos isoprenoides que no se presenta en los hongos. Los metabolitos secundarios de los hongos son idénticos o muy semejantes a los vegetales. La secuencia de aminoácidos de los péptidos que conforman las enzimas involucradas en estas rutas biosintéticas difieren no obstante de las de las plantas, sugiriendo un origen y evolución distintos.
* Carecen de fases móviles, tales como formas flageladas, con la excepción de los gametos masculinos y las esporas de algunas formas filogenéticamente "primitivas" (los Chytridiomycota).
* No poseen plasmodesmos.

Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Setas venenosas, setas deliciosas

Una seta es respecto a un hongo lo mismo que una bellota respecto a una gran encina; es decir el elemento encargado de formar una nueva generación.

Cuando la espora de una seta cae en el suelo y las condiciones son las adecuadas, se forma un entramado muy complejo, el micelio, constituido por un gran número de hifas filamentosas.

En muchas ocasiones, basta con levantar la hojarasca caída sobre el suelo de un bosque para observar una maraña de hilos blanquecinos; eso es el micelio y aunque parezca desarrollarse de forma aleatoria no es así, ya que la espora original produce hifas que se alejan en todas direcciones, como los radios de una rueda. A una cierta distancia sobre cada uno de estos radios se puede formar una seta. El resultado será, pues, un conjunto de setas dispuestas en forma anular.

El primer año tal vez formen un grupo compacto pero en los siguientes se alejarán del centro y formarán el típico «corro de brujas» y, como muy bien saben los expertos, eso implica que cuando se encuentran en una zona dos o tres setas comestibles, hay que seguir la dirección teórica de la superficie del corro.

¿Existen las setas venenosas?
Unas pocas setas son mortales (cinco siempre y otras tantas en casos concretos), algunas provocan intoxicaciones graves, la inmensa mayoría no tiene ningún efecto sobre nuestro organismo, hay bastantes comestibles y, por supuesto, unas cuantas se consideran deliciosas.

El problema siempre es el mismo: ¿cómo reconocerlas y tener la seguridad de que la seta encontrada es un manjar cuyo consumo no supone peligro? La respuesta es sencilla: hay que tener unas nociones elementales de sus necesidades o preferencias ecológicas, ya que, por ejemplo, los níscalos nacen en los pinares, las setas de cardo dependen de los cardos para crecer, otras especies brotan únicamente en encinares y otras en choperas.

Sabido eso, un pequeño detalle a tener en cuenta es que las únicas setas realmente peligrosas tienen láminas bajo el sombrero; por tanto las que no tienen esas láminas pueden saber fatal o tener un aroma repulsivo pero nunca serán un verdadero peligro.

Posiblemente el género más interesante es el de las amanitas, ya que incluye tres especies mortales (A. phaloides, A. verna y A.virosa), una de las más tóxicas (A.pantherina) y otra alucinógena (la conocida A. muscaria que suele dibujarse como la casa de los enanitos).

Además de la seta más deliciosa, la A caesarea, considerada un manjar tan exquisito en tiempos del imperio romano, como para que sólo los césares tuvieran derecho a su consumo. Por fortuna, esta seta es inconfundible por su sombrerillo rojizo y el tono dorado de su pie y sus laminillas.

Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Setas (fungis)

Hasta hace poco tiempo se creía, que las setas eran unas verduras y pertenecían a reino de los vegetales, pero recientemente y teniendo en cuenta, que las setas no poseen clorofila y sí quitina, componente que tienen los animales como los (crustáceos) se ha creado un reino exclusivamente para las ellas, el Reino Fungi. Fungi viene del latín y significa hongo.
Se tiene constancia, que las consumían los Celtas, los Griegos, los Romanos y que conocían perfectamente sus propiedades culinarias, medicinales y tóxicas. Se sabía, que algunas eran alucinógenas y otras letales utilizándolas algunos, para fines asesinos. Las setas crecían silvestres de forma espontánea, hasta hace 400 años. El nombre de Hongos viene de los Griegos de la palabra mykés= mico= hongos. En el siglo XVII y debido al gran aprecio y consumo que se hacia de ellas, fueron los franceses quienes empezaron a cultivarlos y desde entonces han sido muy apreciadas y su técnicas de cultivos han mejorado muchísimo, en todos los países.
En años lluviosos y con heladas, las cosechas de setas son muy espléndidas y existen una gran variedad, pero hay que conocerlas y saberlas distinguir, de lo contrario pueden intoxicar o peor aún. Existen zonas micológicas señaladas por su propietario, para coger solamente las comestibles, sin peligro a equivocarse.
Las setas son de una forma o de otra, tienen un sabor u otro dependiendo del estadio de vegetación al que pertenecen. Es decir, el tipo de terreno, el tipo de clima, el tipo de vegetación, influyen directamente en el sabor y la forma de crecimiento de las setas.
El reino fungi pertenece al grupo de los Eucariontes y a su vez al dominio Escaria, al que también pertenecen: los animales, las plantas y los protistas.
Los países principales productores de setas son: Francia, Méxixo, Alemania, Holanda, Italia, España.

Propiedades / Salud las Setas:
Las Setas tienen 90% de agua, nada de calorías, nada de grasas, si Hidratos de Carbono y Fibra. Por sus características y sus vitaminas son adecuadas y recomendadas, para las dietas adelgazantes.
Las setas contienen:
-Vitaminas: B2, B3, D2.
-Minerales: Potasio, Fosforo, Yodo, Calcio.
- Otros: Ergoterol, Tianina, Riboflavina, Niacina, Folatos, Quitina.
Recomendado para:
- Ayuda en el crecimiento de los niños.
- Embarazadas.
- Favorece transito intestinal.
- Sistema inmunológico: formación anticuerpos, producción de glóbulos rojos y blancos.
- Subida de defensas.
- Producción de hormonas sexuales.
- Dientes, huesos, mucosas.
- Buen funcionamiento de las tiroides.
- Transmisión y generación del impulso nervioso y muscular.
- NO son recomendables: ácido úrico, gota, litiasis renal.

Artículos de interés:
•una excelente dieta para adelgazar rápidamente y sin muchos de los problemas asociados

Variedades / Temporada las Setas:
Existen muchísimas variedades de setas en el Reino Fungi. Se cogen y consumen desde finales de verano, otoño e invierno.
El Reino Fungi se clasifica con los siguientes grupos, en los, que su vez se dividen en otros grupo:
•Chytridiomycota
•Zygomycota
•Glomeromycota
•Basidiomycota
•Baisdiomycota
•Ascomycota
Como ya hemos dicho, las variedades dependen del tipo de estadio de vegetación y están clasificados según esto, ya que influye directamente en su sabor y el tipo de seta:
Tierra Baja o estadio Basal: compuesto por encinares, pinadas, alcornocales, son los más ricos en setas:
•Hidrófobo escarlata, Seta de Miel, Níscalo, Robellón, Hongo negro, Oronja, Setas de los Caballero, Rúsulas, Boletus, Setas del olivo, Pata de Perdiz, Pérfido, Rebozuelo, Orejas de Gato.
Media Montaña o el Estadio Montañoso: compuesto por varias clases de robles, castañedos, hayas y pino:
•Parasol o Galamperna, Boleto estival, Rebozuelo, Níscalo, Robellón, Boletus, Matamoscas, Rúsula, Boletus poros rojizos, Pino negral, Pardilla.
Alta Montaña o Estadio Subalpino: compuesto por pinos negrales, abetos, abedules.
•Rúsulas, Robellón, Tóxica, Matamoscas, Boleto, Senderuelos.
Prados y otros suelos: bosques de ribera, choperas o alamedas o tarindales, necesitan de estiercol de caballo y humedad para crecer:
•Champiñones, gurumelo, Seta de Ostra, Seta de Chopo, Oreja de Judas, Oreja de Gato, Colmenillas.

Preparación / Cuidados las Setas:
La mejor forma de comerlas es a la brasa, a la plancha, untadas en aceite. Al vapor también están buenas o salteadas con huevo con espárragos o simplemente salteadas con unos ajitos. Con las setas se pueden hacen una infinidad de platos. Están riquísimas en guisos de carne, estofados, asados...Incluso existen dos especies que se pueden comer crudas en ensalada o en carpaccio como son: el champiñon y el Oronjas.
Son muy saludables, no engordan y tienen muchas vitaminas.
Una forma de conservarlas todo el año, es hacer conservas de: Setas en aceite, setas desecadas que concentran su sabor.
Las recetas sugeridas de setas y enlaces relacionados:
•Arroz con setas
•Setas a la plancha
•Setas y pimientos asados
•Guisado de carne con setas
•Crema de setas
•Rape con salsa de setas
•Risotto con setas
•Ternera con setas
•Espaguetis con guisantes y setas
•Pizzetas de pan de molde rellenas de salsa de hongos


Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Setas

Las setas son los esporocarpos, o cuerpos fructíferos, de un conjunto de hongos pluricelulares que incluye muchas especies. Suelen crecer en la humedad que proporciona la sombra de los árboles, pero también en cualquier ambiente húmedo y con poca luz. Unas especies son comestibles y otras son venenosas, e incluso existen varias con efectos psicoactivos.

Aunque no se cultiva en huertas, en nutrición las setas comestibles pueden incluirse en el grupo de las hortalizas. Son ejemplos de setas comestibles el champiñón, el gurumelo, el níscalo, el gallipierno o la oronja.


Morfología de una seta:

Seta anaranjada de Mallorca.Las setas más comunes son las que tienen forma de paraguas. Las utilizaremos como modelo para aprender a diferenciar sus partes, aunque algunas especies pueden carecer de uno o varios de los elementos descritos.
El sombrero de las setas puede adoptar varias formas, incluso en la misma especie puede variar a lo largo del tiempo. Hay que tomar nota de su forma, quizá haya varios especímenes en diferentes fases de desarrollo próximos entre sí y podamos apreciar estas diferencias.
También hay que fijarse en su superficie. Algunos son lisos, pero otros pueden estar cubiertos de escamas, pelillos, verrugas. Puede ser brillante o mate, seco o húmedo al tacto. El borde del sombrero también puede proporcionar datos útiles a la hora de identificarlas, puede ser estriado, acanalado, liso, enrollado.

Distintos aspectos de los sombreros grandes:
Globoso
Ovoide
Acampanado
Hemisférico
Convexo
Plano
Mamelonado
Hundido
Embudado
Borde enrollado
Borde ondulado o sinuoso
Borde rajado.
Borde estriado
Con verrugas, restos de la volva
Escamoso

En la parte inferior del sombrero es donde se producen las esporas y pueden ser de diferentes tipos:
Con laminillas
Con tubos
Esponjosas
Pliegues

La forma en que las laminillas se unen al tronco también es muy importante para su identificación.

Algunas setas de interés:

Clitocybe Geotropa var. subinvolut:

Dónde y cuándo se puede encontrar:
Es una especie muy conocida en ciertas zonas; se recoge con fines comestibles. Crece hasta muy avanzada la estación, noviembre y diciembre. Se encuentra en los prados de los bosques, en medio de los matorrales, donde la vegetación hace imposible el acceso hasta ella. Se presenta en forma gregaria, dispuestas en filas o en cercos más o menos regulares. No está muy difundida. La variedad presentada es típica de los bosques de abetos blancos.

Características comestibles:
Es comestible y de buen sabor. Sin embargo, es preciso utilizar sólo ejemplares jóvenes. No se presta para ser secada, ya que adquiere una consistencia dura, tenaz, que la hace prácticamente inutilizable en cualquier preparación culinaria. Las setas son muy bajas en calorías (unas 30 kcal/100 g), puesto que su contenido está formado entre un 80% y 90% por agua. También son muy bajas en proteínas.
Dimensiones

La variedad de que tratamos puede adquirir dimensiones muy grandes (se le llama también Clitocybe máxima). Su sombrero puede alcanzar hasta 30 cm de diámetro.
Nombres vulgares
En español:
Plataneras
Cabeza de fraile
Muserón de otoño
Blanquilla
Platera
En español de Chile
Callampa

Inocybe hirtella:
Dónde y cuándo se puede encontrar:
Se trata de una especie que crece con preferencia debajo de los avellanos, pero también puede presentarse en lugares herbosos y en los prados al borde de los bosques y al costado de los caminos. La estación de crecimiento que prefiere abarca el final del verano y el otoño (estación del año donde más se encuentran estas setas).

Características comestibles:
Como hemos indicado hasta ahora, consideramos a este Inocybe sospechoso, adoptando la misma precaución de excluir del consumo a todos ellos.

Dimensiones:
Entre los Inocybe es una especie de pequeño tamaño. El diámetro del sombrero no supera 2-3 cm, mientras el pie es, en proporción, mucho más largo.

Guía para su determinación:
Se trata de un Inocybe de pequeño tamaño. Además de la talla, el reconocimiento se ayuda por la forma del sombrero, inicialmente casi acampanada, diámetro no muy grande y por las decoraciones bastante vistosas sobre la superficie del mismo recubierta por pequeñas pero numerosísimas escamas. El sombrero, decorado como ya se ha dicho, es de color amarillo-avellana y de forma acampanada; se expande manteniendo el mamelón central, lacerándose después radialmente aunque de manera no muy vistosa. Las laminillas son inicialmente de color claro, después se vuelven marrones tendiendo a tonalidades café con leche; son redondeado-adheridas al pie, no muy apretadas. El pie, de sección circular constante, bastante largo en proporción al sombrero, no se presenta recto; es casi liso, blancuzco, con algunas esfumaciones difusas de color rosado. La carne es blanca y parece despedir un ligero olor a almendras.

Boletus (Leccinum) griseum:

Dónde y cuándo se puede encontrar:
Crece en los bosques de planifolios sobre distintos tipos de suelos, prefiriendo los abedules, hojaranzos, álamos y encinas. Raramente crece bajo las hayas. Se presenta de julio a octubre. Se encuentra menos frecuentemente que B. scaber, con el cual se confunde a menudo. Se suele encontrar en sitios húmedos. En el país vasco, donde en la época otoñal son un producto de alto interés, se pueden encontrar en la zona alavesa de altube, cisen la sierra salbada, en las campas del gorbea.



Características comestibles:
No puede decirse que sea una buena seta comestible, pues sólo se aprovecha el sombrero, ya que la carne del pie es muy fibrosa. Con la cocción se vuelve gris, casi negra.

Dimensiones:
No es de las más grandes entre las Leccinum; esbelta, con un sombrero muy pequeño en relación al pie. El sombrero puede tener un diámetro de 12 cm y el pie una altura que supera los 15 cm.

Calocybe gambosa (Tricholoma georgii):

Nombres vulgares
-Seta de San Jorge -Seta de carretilla -Mucerón de Primavera -Mansarón

Dónde y cuándo se puede encontrar:
Es una especie típica de la zona del País Vasco y Aragón. Crece en grupos en un habitat muy especial llamados "perretxikales" Su época de recolección es en abril y mayo principalmente, aunque puede llegar a verse en junio, finales de marzo e incluso a veces en la temporada de otoño en zonas muy resguardadas.

Características comestibles:
Excelente gusto gastronómico, se considera un lujo, pues no se ha podido criar en cautividad y su producción es escasa y en general es capatada por las familias conocedoras de los perretxikales. Aun así, algunos se dedican a recolectarlas para su venta, en tal caso su precio puede oscilar desde los 60€/kg, hasta los 100€/kg en temporada baja.

Dimensiones:
Presenta un sombrero carnoso de 4 a 15 cm de diámetro de color blanco o crema y superficie lisa y mate. El margen está muy enrollado cuando es joven; más tarde se abre. Las láminas son apretadas, estrechas y escotadas, blancas. Pie robusto y del color de las láminas. La carne es compacta con un cierto aroma harinoso. Esporada blanca.


Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Caracteristicas de las setas

Myxomicetes:

Posición taxonómica discutible. Presentan un plasmodio que tiene la facultad de cambiar de forma y posición. Esto hace que tengan una fase móvil (desplazamiento).
Dentro de la clase Mixomicetes se encuentran géneros como; Lycolgala, Fuligo, Arcyria..







Ascomycetes:

Se caracterizan por tener un esporangio en forma de saco llamado "asca" conteniendo en su interior las ascosporas, generalmente en número de ocho. Acompañando a las "ascas" se encuentran las células estériles llamadas paralisis.
Dentro de la clase Ascomycetes se encuentran géneros como:, Tuber, Morchella, Gyromitra, Helvella, Peziza, Otidea, etc,


 


 



Heterobasidiomycetes:

Presentan los basidios tabicados transversal o longitudinalmente
Producen sus esporas sobre unos pequeños órganos (basidio) a modo de grupo, formando una especie de racimo microscópico de generalmente, 4 esporas.
Dentro de la clase Heterobasidiomycetes se encuentran géneros como: Auricularia, Tremella, Calocera.



 
Holobasidiomycetes:

Los basidios no están tabicados. Suelen ser los más conocidos, y se dividen en cinco órdenes.

Orden Aphylloporales; Se pueden presentar de distintas formas y con el himenio cubierto de aguijones, poros e incluso liso. En su mayoria son lignícolas.

Orden Boletales. Hongos con el himenio con tubos y poros que se pueden desprender del sombrero, excepcionalmente pueden presentar láminas. La carne tanto del pie como del sombrero es fibrosa.
Orden Agaricales: El himenio está formado por láminas, y la carne tanto del pie como el sombrero es fibrosa.
Orden Russulales: El himenio también está formado por láminas pero la carne es granulosa, (se parte con sonido de tiza.)
Orden Gasterales: El himenio está encerrado, (peridio) se suelen conocer popularmente como pedos de lobo, algunos de sus géneros.

Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Diferencias entre setas y hongos

Normalmente se cree que son una misma cosa; sin embargo es como si comparamos un árbol y sus frutos: El árbol sería el hongo, y los frutos las setas. Por tanto cuando recogemos setas, estamos recogiendo el fruto del hongo. Normalmente lo que vemos en el campo, son las setas (fruto del hongo) ya que el hongo en si está bajo tierra (micelio), El micelio con el tiempo puede abarcar grandes extensiones y perdurar, esperando las condiciones óptimas para desarrollar las setas. Los hongos intervienen en procesos de fermentación como el queso, la cerveza, el pan... En la industria farmacéutica cada vez tienen más importancia, ya que a partir de los hongos se fabrican antibióticos, drogas, tonificantes, etc. Son responsables de la desintegración de la materia orgánica, y en simbiosis con determinados árboles producen un mayor crecimiento de estos. También son causantes de determinadas enfermedades en las plantas, (con deterioro de cosechas), en animales y humanos. Por consiguiente, los hongos están íntimamente relacionados con el ser humano, resultando benefactores y perjudiciales para la vida.




   

ALIMENTACION DE LOS HONGOS

Los hongos se nutren de materia vegetal viva o muerta. Según sea el substrato en el que se encuentren se dividen en: Micorrízicos, Parásitos y Saprófitos.
Hongos Micorricicos: Define una relación simbiótica entre las hifas de ciertos hongos y las raíces de las plantas.
Hongos Saprófitos: Viven sobre materia orgánica en descomposición, es decir sobre materia muerta, (restos orgánicos de la de plantas y animales que contiene el suelo, partes muertas de la madera de un árbol o excrementos de animales.)
Hongos Parásitos: Se alojan sobre algún ser vivo que los hospede, viviendo a expensas de éste sin ofrecerle ningún beneficio a cambio.

REPRODUCCION DE LOS HONGOS

Esta se efectúa de forma sexual o asexual. De ambas formas nacen nuevos individuos con las características de la especie. En la sexual, los hongos se producen mediante esporas.
Las esporas son corpúsculos muy ligeros, que son transportados en suspensión en el aire, y tienen los caracteres sexuales diferenciados, aunque sean morfológicamente idénticos.
Las esporas se forman en la parte fértil o himénio. Son de gran importancia para la clasificación de las especies. Estas para germinar, necesitan el terreno adecuado, la temperatura y humedad favorables.
El micelio del hongo, se extiende por el terreno en busca de los nutrientes. Normalmente crece por igual en variadas direcciones, en forma concéntrica, (por este motivo es fácil observar los típicos corros de brujas), aunque algunos micelios crecen en línea, esto es más evidente en la hierba de los prados.



Las esporas al germinar producen un micelio primario, la unión de dos micelios primarios con núcleos compatibles, da origen a un micelio secundario en el cual se forma una hifa binucleada, a partir de esta se origina una célula terminal llamado basidio, y forma el micelio terciario, que son los tejidos especializados, que dan origen al cuerpo fructífero, portador de las esporas.


 
   Carpóforos y Micelio                Crecimiento en línea

FORMAS DE LAS ESPORAS

Tanto la forma, tamaño y color de las mismas son de vital importancia para la correcta clasificación de las especies.
El color de las esporas varía del blanco al negro dependiendo de los géneros y especies. Son fundamentales cuatro colores, blanco, rosa, ocre y negro.
Las formas y tamaños son muy variadas, pudiendo ser entre otras:




Para obtener una esporada: Recolectar la seta; ponerla en un recipiente con agua con el himénio (láminas, tubos o poros) apoyado en una cartulina y a ser posible tapada con un recipiente de vidrio, así obtendremos el círculo que dejan las esporas.


Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido

Introduccion a la Micologia

Desde tiempos inmemorables el ser humano vive rodeado de hongos y setas, unos seres que, a pesar de desempeñar un papel importantísimo para la biosfera, pueden resultarnos unos perfectos desconocidos. Quizás porque a simple vista nos parecen formas sencillas que se ubican en lugares difíciles de localizar, se ocultan entre la hierba, carecen de movilidad y no son tan llamativos como puede resultar avistar un corzo en un bosque. Esta discreción oculta un mundo fascinante al que la ciencia denominada Micología le dedica su estudio.

Lo que conocemos como seta, la parte visible que asoma sobre tierra, es el aparato reproductor de un hongo, el cual vive bajo el suelo. Todas las setas pertenecen a un hongo que tiene la capacidad de crearla, por supuesto con un gran esfuerzo físico-químico, pero no todos los hongos pueden desarrollar setas, lo cual no significa que no se reproduzcan. Todo lo contrario, un hongo puede producir hasta trillones de esporas y dispersarlas en una sola hora. Además, puede alcanzar una longitud de cientos de hectáreas y vivir centenas de años.

El ser humano ha consumido setas desde la Antigüedad y ha utilizado los hongos para elaborar otros alimentos (pan, quesos...), bebidas (vino, cerveza, licores...), medicinas (antibióticos) e incluso para encender fuego. Su relevancia era considerada tal que algunos pueblos creyeron que los dioses los creaban directamente. Pero estos seres no benefician exclusivamente a los hombres, sino al conjunto de la naturaleza, ya que son grandes descomponedores de materia y contribuyen al crecimiento de numerosas especies vegetales.

Sin embargo no todas las setas poseen únicamente bondades, existen numerosas especies que poseen toxinas, una sustancia que puede causar graves intoxicaciones o, lo que es aún peor, llevarnos a la muerte. La toxina actúa como un importante mecanismo de defensa que ayuda a sobrevivir a la seta alejándola de un consumo indiscriminado e irracional que podríamos desarrollar por nuestra parte.

A través de este curso descubriremos cómo Internet es un potente aliado para adquirir los conocimientos sobre Micología que necesitamos: cómo recoger las setas adecuadamente, cómo evitar sorpresas desagradables, cómo limpiarlas, cocinarlas..., y muy especialmente, cómo conservar el medio ambiente. Encontrará todas las claves para que estos seres vivos, con toda la actividad tan necesaria que desarrollan, no desaparezcan por una actuación imprudente.
El acceso a la información es rápido, no requiere desplazarse de lugar, su carácter visual lo hace más ameno y las múltiples herramientas que nos ofrece nos permiten adecuar el aprendizaje a nuestras necesidades y deseos, tales como imprimir los datos, guardarlos en nuestro ordenador o enviárselos a un amigo.
Victor Orlando Murillo Molina
Electronica del estado solido